Esto que les relato es un suceso real que me ocurrió hace unos años cuando era estudiante. El encuentro con este espíritu me marcó realmente.

Como inició todo

Hace unos años tuve un Yorkie muy valiente el cual enfrentó a un demonio. Este perrito llamado Yako a pesar de su tamaño no le temía a nada y eso lo comprobé una tarde que estaba solo en casa.

El perrito que enfrentó a un demonio
Este es Yakito el cachorro valiente que enfrentó un demonio

Yo tenía el mal habito de jugar con las cartas del tarot, la ouija, y hacer todo aquello que implicara tener contacto con lo sobre natural y esto me ha traído consecuencias a lo largo de la vida, es por eso que aquella tarde yo me encontraba en mi cuarto estudiando, ya era tarde, supongo eso de las 8:00 de la noche y me encontraba solo con el cachorro, pero de repente algo llamó mi atención ya que el pequeño empezó a ladrar muy molesto hacia la puerta de la casa. Lo primero que pensé en ese momento fue: «un vago o alguien está en la puerta y ya lo vio el perro», pero pasaron unos minutos y no dejaba de tener la vista fija y ladrar molesto, así que opté por levantarme y dar un vistazo por la mirilla.

Comienza la pesadilla

Al asomarme no había nadie en el pasillo, estaba completamente solo, así que decidí regresar hacia el cuarto, cuando de repente sentí un escalofrío que me recorrió de los hombros hacia la espalda y en ese momento el pequeño «Yako» me ladró molesto pero al ver que yo seguía acercándome este pegó un pequeño chillido e intentó correr muy espantado.

giphy

Sinceramente lo primero que pensé fue; «Si el perrito se va no voy a poder ir hasta el fondo de la casa por él, por que sé de alguna forma que si hay algo aquí en la casa, a demás él es el que ve al espíritu que está detrás de mí.

Recomendado para ti  El Origen de la Bestia de Gévaudan

No mentiré; No quise ni siquiera voltear, solo corrí directamente para alcanzar al cachorro y entré rápido al cuarto, el cual por cierto era el único iluminado de la casa (ya que acostumbraba apagar todas las luces para ahorrar). En ese momento ya dentro del cuarto, coloqué al cachorro en el piso y este inmediatamente volteo hacia la puerta del cuarto y empezó a gruñir y ladrar cada vez mas fuerte y molesto, pero al mismo tiempo se hacia hacia atrás.

Lo siguiente que ocurrió es que Yako, brincó hacia la cama a lo que decidí hacer lo que él. (Al final yo no podía ni ver ni hacer algo para detener eso que estaba entrando ahora ahi a la habitación). Después poco a poco el cachorro continuó ladrando pero siguiendo con la mirada esa cosa, su mirada y su cabeza fueron siguiendo un camino mientras ladraba. Ese movimiento fue de la entrada del cuarto hacia abajo de la cama.

El no se atrevía a bajar de la cama (y yo tampoco) pero continuaba ladrando desde la orilla hacia abajo, como si este ente hubiera decidido quedarse oculto debajo.

source

En ese momento no sabía que hacer, así que dentro de mi decidí empezar a orar y pedir por que esa cosas sea lo que fuera, saliera de la casa. No sé si funcionó o solo se le pasó la euforia al cachorro, pero este se calmó. De pronto se acostó en la cama y ya no hizo ningún ruido.

Yo decidí esa noche dormir con la televisión prendida y procuré no desataparme durante la noche, (no quería un susto mayor).

Conclusión de lo ocurrido

Diganle casualidad, destino o consecuencia pero pasado el tiempo el pequeño Yako empezó a sentirse mal, ya no quería comer y se veía desganado. No era ya aquel que jugaba con la pelota o corría detrás de mi o de mi hermana para mordernos jugando, así que lo llevamos al veterinario, y este nos dijo que era muy raro para su edad pero que Yakito tenía un tumor en el vientre y que estaba por empezar a sufrir mucho, que no había forma de curarlo ya y que la única opción era dormirlo. (esa fue una noticia muy fuerte para toda la familia)

Recomendado para ti  La visita de la Llorona en Puebla Tecamachalco

Yako ahora descansa, tenemos sus cenizas en esa casa, sigue siendo nuestro perrito guardian, nunca habrá otro igual.

¿Te ha ocurrido o sabes de alguien que ha vivido algo similar o que haya tenido una experiencia paranormal?, cuéntanos, nos gustaría saber que no somos los únicos que hemos vivido estas cosas. Sobretodo si tienes mascotas, ellos siempre perciben este tipo de vibras.