Hace años vi una bestia con cuernos andar.. parecía mas bien flotar, espero les guste esta historia de terror vivida:

“Crecí en la región central de Oregón, en un lugar que se encuentra aproximadamente a dos horas de una reserva llamada Warm Springs. Específico esto pues muchas personas de mi localidad tienen amigos por allá, y muchas de las tierras pertenecen a una tribu. Cuando era pequeño, solíamos ir a acampar a ese lugar. No a la reserva en sí, sino en las inmediaciones, y conocí a muchos niños que crecieron allí.

Me volví muy cercano con un niño en específico, un amigo que se llamaba Nolan, con el que solía pasar bastante tiempo cuando nuestras familias se encontraban en la reserva. Las familias terminaron conociéndose y entablando amistad, por lo que siempre nos comunicamos para acampar en la misma época.

El campamento se extendía durante aproximadamente dos semanas, por lo que era un buen tiempo.[En este momento se preguntarán si acampabamos en una casa rodante o en el bosque… La respuesta es; Sí, mi padre tenía una camper, por lo que no creo que fuera realmente un campamento de verdad, sin embargo solíamos llevar nuestras tiendas de campaña para montarlas en el campo y pasar allí la mayoría de las noches. No me gustaba dormir dentro del vehículo pues disfrutaba quedarme fuera hasta muy tarde mientras contábamos historias de terror frente a una fogata.

Comienza la avenura

Pero bueno retomando el punto inicial: El caso es que Nolan y yo nos encontrábamos en ese lugar, – me parece que teníamos alrededor de 12 años – Queríamos salir y acampar cerca del río pues pretendíamos pescar durante la noche, y creo que estábamos a unos 500 metros de las casas rodantes. Era una distancia suficiente para no poder ver o escuchar a nadie más, –eso lo recuerdo a la perfección-.

La mayor parte del día la pasamos holgazaneando y al final terminamos haciendo una fogata. Recuerdo quedar bastante impresionado pues mi amigo tenía una especie de roca que producía fuego y yo jamás había visto a alguien utilizar un pedernal, así que me pareció algo genial.

Le dije que me enseñara cómo hacer fuego de esa forma y encendí algunas cosas, lo que fue bastante tonto pues estábamos en pleno verano y había alerta amarilla o naranja de incendios forestales, es decir, fue bastante peligroso o mas bien riesgoso.

Recomendado para ti  El Fantasma de La Rumorosa

Pero afortunadamente no incendiamos el parque. Así, al caer la noche empezamos a platicar sobre las cosas que dominan la mente de un par de niños de 12 años, – la verdad es que no recuerdo el tema -, lo que sí recuerdo es que en determinado momento Nolan vio por encima de mi hombro en dirección al río y pareció quedarse petrificado por el miedo, así que le pregunté si había visto algo, pero no respondía.

De la forma en que habíamos montado las tiendas de campaña, nos ubicamos a aproximadamente tres metros del río en la parte más larga, por lo que el otro margen se ubicaba a más o menos 6 metros de distancia. Hace bastante calor en verano, pero el agua suele estar siempre helada, lo que es importante.

A si que ante su falta de respuesta, opté por girar el rostro y mirar sobre mi hombro detrás de mi, fue en ese momento que pude ver algo adentrándose en el río desde la otra orilla.

Una bestia con cuernos

Desde nuestra posición parecía un ciervo, pero el destello de la fogata no nos permitía distinguir con precisión, así que me levanté para tener una mejor vista y distinguí un par de cornamentas, por lo que creí se trataba de un ciervo macho. –Aunque me pareció extraño que estuviera entrando al agua-. Lo que si era un echo es que, definitivamente ese animal, monstruo, o cualquiera criatura que fuera, iba hacia nosotros, fue entonces cuando pregunté a Nolan lo que debíamos hacer.

Él atemorizado ahora observaba el fuego de forma extraña y me indicó que me sentara y quedara callado, así lo hice, pues nunca lo había visto actuando de esa forma. Susurró algunas cosas para que ignorara la situación, para que siguiera conversando, pero yo no podía pensar en nada más que esa criatura que se acercaba a nosotros. Me hablaba sobre el episodio de algún programa, pero podía escuchar al ciervo caminar entre el agua, así que no le puse atención y seguí procurando ver por encima de mi hombro, pero cada vez que lo hacía, Nolan me daba una palmada en el brazo para que le pusiera atención.

Recomendado para ti  Freddy Kruger Existió

A esas alturas ya ni siquiera tenía miedo, mas bien sólo estaba confundido. Entonces escuché al animal salir del agua, y fue en ese momento que pude observar lo que parecía, y me di cuenta que no se trataba de un ciervo pues, lo que sea que se dirigía hacia nosotros, caminaba en dos patas.

Comienza la pesadilla

En ese momento empecé a ponerme de pie, estaba muy asustado, pero Nolan me empujó de vuelta al suelo y empezó a hablar más alto sobre el programa de televisión. Entonces me di cuenta que estaba tan aterrado como yo, o tal vez más.

Se inclinó y atizó la fogata con una rama, mientras tanto me susurraba que sin importar lo que pasara, no debía hablar con aquella cosa. Podía ver mientras se acercaba y andaba hasta que se paró justo atrás de Nolan.

Aún recuerdo muy bien ese miedo / terror que sentí en ese momento. Era tanto que estaba a punto de hacerme en los pantalones, y sé que hubiera huido si estuviera solo, pero no tenía intenciones de dejar a mi amigo atrás, así que me mantuve sentado e inmóvil mirando de reojo aquella cosa.

No era demasiado alto, pero había algo extraño en su forma de pararse, como si el punto de equilibrio estuviera mal. No puedo describirlo bien, pero era como si se balanceara constantemente hacia el frente.

El monstruo aquel simplemente se quedó parado atrás de Nolan un buen tiempo, y eventualmente mi amigo se quedó sin tema de conversación y simplemente nos quedamos allí sentados tratando de controlar nuestra respiración para no vernos tan atemorizados.

La fogata crepitaba, pero entre esos sonidos me pareció escuchar a aquel ser hablando en voz muy baja. No pude entender lo que decía, así que me incliné un poco hacia el frente para escuchar mejor, y entonces realmente me oriné en los pantalones cuando aquello también se inclinó hacia el frente. No pude distinguir la totalidad de su rostro, pero vi sus ojos.
Eran nebulosos y de aspecto lechoso, como los que aparecen en la escena de El señor de los anillos donde Frodo cae al pantano y las personas muertas flotan en su dirección.

Entonces, todo lo que podía ver eran esos dos enormes ojos demoniacos blancos flotando sobre la cabeza de Nolan, y también una pobre silueta de cornamentas saliendo de su cabeza. No tengo idea de la expresión que tenía mi rostro, pero Nolan y yo salimos disparados de ese lugar al mismo tiempo, corriendo sin detenernos directo al campamento de casas rodantes.

Recomendado para ti  Proyecto Abigail del Área 51

Mis pantalones estaban empapados en orina. Nos detuvimos hasta que llegamos a la casa rodante de mi padre, y no pudimos distinguir nada que nos hubiera seguido, así que nos tomamos un momento para recuperar el aliento.

Le pregunté qué era esa cosa, pero me dijo que no sabía. Sólo me contó que alguna vez su abuelo le advirtió que si alguna cosa iba hasta él en el medio de la nada, no debía hablar ni escuchar nada que el tuviera para decir.

Explicando para no enloquecer

Le pregunté si también había escuchado hablar a esa cosa, y me dijo que sí, aunque lo único que había entendido era la palabra: “ayudarte”. Creo que terminamos durmiendo en la casa rodante con mis padres, y cuando regresamos a la mañana siguiente para recoger nuestras cosas ya no quedaba nada”.

una bestia con cuernos
Una bestia con cuernos – Wendigo

De diversas formas, esto me recuerda a la leyenda de Wendigo. Hay una frase que usan a menudo para describirlo y encaja a la perfección con su esencia, suelen decir que Wendigo “es el espíritu de los lugares solitarios”. Sé que cuando me encuentro en la naturaleza salvaje, cuando no hay ningún otro ser humano en kilómetros a la redonda, me surge una sensación que no sé explicar. No sé si le sucede a alguien más, pero es un deseo por consumir.

No es que desee algo en particular, pero es un hambre extraña y distractora que consume cada parte de mi interior.

Si te gusto esta historia te invitamos a recorrer todo nuestro sitio, para conocer mas historias de terror con sucesos reales. Por otro lado creemos que quizá te pueda interesar la sección de Lugares embrujados mas terroríficos del mundo

¡Por cierto! Te invitamos a seguirnos en nuestro canal de Youtube y a través de nuestra fan page en Facebook, donde subiremos historias reales, videos y de mas temas relacionados al mundo del terror.

Youtube: De Terror Mx / Facebook: DeTerrorMx¡Hasta la Próxima!

error: Quete robas, QUE TE ROOOBAS !!
A %d blogueros les gusta esto: