La leyenda de smile dog (Smile.dog) es una de las más conocidas de  internet. Relata una trampa de horror protagonizada por un escritor que va a casa de una señora que lo contactó para contarle una historia. 

Se dice que la copia completa de la imagen se perdió, y que verla destroza tu mente, volviéndote completamente loco. La imagen auténtica es reconocida por la sensación que transmite el verla, o sea, la muerte. La única manera de sobrevivir a smile.dog es reenviando la imagen a otro correo electrónico.

Algo si debemos decirte antes de iniciar con la leyenda de smile dog: Se dice que los que logran leer toda la historia, todas las cartas son realmente pocos, ya que no todos logran hacerlo, suele ser muy perturbador para sus mentes. ¿tu crees lograrlo?…. Si lo haces al final del posts comenta un: Soy de los elegidos.

Sin mas preambulo, comencemos:

iIHrGXEc0nIrcEGC0sXGBSr34 b6OB 7BPQi3oL6XPwhwkP7dNqDCLu9XGjlobANo6ItYaXLaLtmEaSX6obuKviQWzvzHPCyWuXse
foto archivo: La leyenda de Smile Dog

Origen de La Leyenda de smile dog 

“La primera vez que conocí a Mary E. en persona fue en el verano de 2007. Su esposo, Terence, con quien ella ha estado casada desde hace 15 años, hizo un arreglo conmigo para poder entrevistarla. Inicialmente, Mary estuvo de acuerdo, ya que yo no era ningún periodista, sino un escritor novato que quería obtener información para completar unas tareas de la universidad. Además, yo planeaba escribir algunas obras de ficción si la entrevista terminaba bien. Acordamos que la entrevista iba a ser durante un fin de semana en el cual yo esté en Chicago. Sin embargo, Mary se rehusó a la entrevista en el último momento y se encerró en la recámara de su esposo y ella. Durante media hora Terence y yo nos quedamos al frente de la puerta de esa recámara. Yo escuchaba y tomaba notas mientras que Terence intentó calmar a su esposa, sin éxito.

Las cosas que decía Mary no tenían sentido, pero seguían el patrón que yo estaba esperando: a pesar de que no podía verla, era claro que estaba llorando; y sus objeciones de hablar conmigo se centraban en una diatriba incoherente sobre sus sueños, o más bien, sus pesadillas. Terence pidió disculpas cuando finalmente nos rendimos. Aunque yo estaba decepcionado, recordé que yo solo era un joven curioso que buscaba información, no un reportero en busca de una historia. Pensé que de todas formas encontraría otro caso similar si me concentraba en ello.

Mary E. era la encargada de un Bulletin Board System en 1992, el año en el cual ella se encontró con la imagen smile.jpg; su vida cambió para siempre. Para entonces, ella estaba casada con Terence por solo cinco meses. Mary era una de las 400 personas que vieron la imagen cuando fue publicada como un enlace en el Bulletin Board System, pero ella ha sido la única persona que ha hablado abiertamente sobre la experiencia. Las otras víctimas han permanecido anónimas, o quizás hayan desaparecido.

En 2005, cuando yo estaba en primer año de universidad, mi curiosidad por la imagen surgió gracias a mi reciente interés en fenómenos que ocurrían en la Web. Mary era la víctima más mencionada de lo que a veces se refería como «Smile dog», la criatura que supuestamente aparecía en la imagen smile.jpg. Lo que obtuvo mi interés (además de los obvios elementos horrorosos de la leyenda cibernética y mi proclividad hacia semejantes cosas) era la escasez de información, al punto que la gente pensaba que era solo un rumor o una broma.

La leyenda de smile dog completa: más que una broma

La leyenda de Smile Dog
Imagen Smile.Dog

Lo que encuentro curioso es que a pesar de que el fenómeno se centra en una imagen, esta no se encuentra en ninguna parte del Internet. Claro, habían muchas imitaciones, las cuales aparecían con frecuencia en sitios como el tablón de imágenes 4chan, particularmente en /x/, donde se discute sobre temas paranormales. Se dice que estas imágenes son falsas ya que no tienen el mismo efecto de la auténtica, específicamente el comienzo súbito de una epilepsia y una grave ansiedad.

Recomendado para ti  Los Niños Fantasma de Texas

Esta supuesta reacción en la víctima es una de las razones por las que el misterioso smile.jpg se considera tan aberrante, ya que es evidentemente absurdo. Aunque, dependiendo a quién le preguntes, el hecho de que la gente no quiera admitir la existencia de smile.jpg puede ser debido al miedo, en vez de la incredulidad.

No hay ningún artículo en Wikipedia sobre smile.jpg ni de Smile dog, a pesar de que el sitio web sí tiene artículos sobre cosas posiblemente más escandalosas. Cualquier página creada que se trate de smile.jpg es rápidamente suprimida por uno de los muchos administradores de la enciclopedia.

Los encuentros con la imagen hacen de la leyenda de smile dog en un evento con cientos de víctimas. La historia de Mary E. no es la única; hay varios rumores aún sin verificar que sugieren que smile.jpg apareció durante la iniciación de Usenet. Incluso, hay una historia consistente que dice que en 2002 un hacker llenó los foros de Something Awful, un sitio web de humor y sátira, con una plaga de imágenes de Smile dog, causando una epilepsia a la mitad de los usuarios de los foros.

giphy

También corre otro rumor que dice que durante los años 90 la imagen fue circulada en Usenet y como un adjunto en una cadena de correos electrónicos que tenían la frase «¡¡SONRÍE!! ¡DIOS TE AMA!» como el asunto de estos.

Aquellos que alegan haber visto a smile.jpg frecuentemente bromean de manera poco convincente de que estaban demasiado ocupados para guardar una copia de la imagen en sus computadoras. Sin embargo, todas las supuestas víctimas ofrecen la misma descripción de la foto: una criatura, la cual luce un aspecto similar a la de un perro Husky Siberiano, se encuentra en una habitación oscura, iluminada solo por la luz de la cámara de poca calidad. El único detalle del fondo que se puede ver con claridad es una mano humana, la cual se extiende desde la umbra de la extrema izquierda. La mano está vacía, pero usualmente es descrita como «haciendo un gesto». Obviamente, lo más notable es ell perro (o la criatura con aspecto de perro, ya que algunas de las víctimas están más seguras de lo que vieron que las demás). La boca del mismo muestra una sonrisa amplia, revelando dos hileras de dientes muy blancos, muy derechos, muy agudos, muy humanos.

Pero claro, esa no es la descripción que dan las víctimas poco después de ver la imagen, sino una recolección que tienen en la mente, aunque en realidad lo que están experimentando es un ataque epiléptico. Se ha visto que estos ataques epilépticos continúan indefinidamente, normalmente ocurriendo mientras la víctima duerme. Esto puede ser tratado con ciertos medicamentos, pero algunos tipos de medicamentos son más efectivos que otros.

Resultaba evidente que Mary E. no estaba usando el medicamento adecuado. Fue por eso que, después de mi visita a su apartamento en 2007, comencé a enviar mensajes a varios grupos de noticias, sitios en la Web y direcciones de correo, todos los cuales tratan con temas de folclore y leyendas urbanas. Lo hacía para encontrar a una víctima de smile.jpg que estuviera un poco más dispuesta/o a contar sobre sus experiencias. Nunca obtuve respuestas, y terminé olvidándome de ello por completo, ya que había comenzado mi primer año en la universidad y por lo tanto tenía las manos llenas. Sin embargo, mientras yo estaba mirando mi buzón de entrada de correo electrónico, noté que recibí un mensaje de Mary E. Eso fue durante los primeros días de marzo del 2008.

Recomendado para ti  Hospital Juárez

Para: jml@hotmail.com

De: marye@yahoo.net

Asunto: La entrevista del verano pasado

“Saludos, Sr. L.,

Me siento muy avergonzada sobre mi comportamiento cuando usted intentó entrevistarme. Espero que entienda que de ninguna manera fue su culpa, sino la mía. Me di cuenta luego de que pude manejar la situación más civilmente; y espero que pueda perdonar mi rudeza. Para entonces, sentía miedo.

Verá, he tenido pesadillas sobre Smile dog todas las noches, durante quince años. Sé que eso debe parecer absurdo, pero es la verdad. Hay algo inefable sobre mis sueños, o más bien mis pesadillas, que las hace más horrorosas que cualquier otro sueño que he tenido. Yo no me muevo. Yo no hablo. Yo solo miro hacia adelante, y lo único que veo es esa vil escena de la foto. Veo esa mano. Y veo a ese «perro», y me dice algo.

No es un perro, claro, pero en realidad no estoy segura de lo que es. Me dice que me dejará en paz solo si hago lo que dice. Él me dice: «Reenvíalo.» Esa es la palabra que usa para comunicar sus deseos. Supe exactamente lo que quiso decir: quiere que yo le enseñe la imagen a alguien.

Al principio no supe cómo esperaba que lo reenviara sin tener la imagen a mi disposición, pero, a la semana siguiente, recibí un correo con un sobre manila adentro, no decía de qué dirección vino. Dentro del sobre encontré un disquete de 3 pulgadas. No era necesario verificar el contenido, yo ya sabía qué había en el disquete.

Consideré mis opciones con cuidado. Se lo podría dar a un desconocido, a un compañero del trabajo, a Terence… Encontraba el simple hecho de pensar en ello como algo estúpido. Además, ¿qué iba a ocurrir después? Si el tal Smile dog se mantenía fiel a su palabra, yo volvería a dormir en paz. Pero, ¿qué ocurriría si fuera una mentira? ¿Qué se supone que haga? Puede que la situación empeore si cumplo las órdenes de esa criatura…

Decidí no hacer nada. Durante quince años no hice nada, aunque sí mantuve el disquete oculto. Durante todos esos años, Smile dog invadía mis sueños para demandar que haga lo que me pidió. Lo ignoré. Ignoré su petición durante estos quince años; ha sido una tortura. Las otras víctimas que yo conocía en el Bulletin Board System ya no publicaron nada. Incluso había escuchado que algunos de ellos cometieron suicidio. Los demás se mantenían en silencio, totalmente desaparecidos de la Web. Me preocupo mucho por ellos.

Sinceramente pido sus disculpas, Sr. L., pero cuando usted contactó a mi esposo el verano pasado para la entrevista, yo ya no pude más. Decidí que le iba a entregar a usted el disquete. Ni siquiera me importaba si Smile dog estaba mintiendo o no, solo quería que todo se terminara. Usted era un desconocido para mí, alguien con quien yo no tenía conexión alguna. Pensé que no me iba a sentir triste si le daba el disquete como parte de su investigación y dejarlo a su suerte.

Sin embargo, antes de que usted llegara a mi hogar, me di cuenta de lo que yo estaba intentando hacer: estaba atentando contra su vida. No pude soportar que yo haya pensado en semejante cosa y todavía no puedo hacerlo. Me siento avergonzada, Sr. L. Espero que este mensaje lo convenza de no continuar este caso. Puede que termine encontrándose con alguien más débil que yo; alguien que seguiría las órdenes de Smile dog sin pensarlo dos veces.

Por favor, detenga su investigación antes de que sea muy tarde.

Sinceramente,

Mary E.”

eTOmxiRal1fD91o5dpv0nn ujZwDL9FvJvLt8esA2yOGSKmp0l3kcstHAyNKax VzyaztlOqdjS5HqQdUaxKlAzT32DLWODUfHRc3ZZjJuGB9RWCxiSkAyrC5

La leyenda de smile dog: El final (¿?)

Ese mismo mes, fui contactado por Terence. Él me dio la noticia de que su esposa se suicidó. Mientras se deshacía de las cosas que ella dejó atrás, como sus cuentas de correo electrónico, encontró el mensaje que ella me había enviado. El hombre estaba destrozado por lo sucedido, él lloraba mientras me decía que siga los consejos que ella me dio. Dijo también que encontró el disquete, y que lo quemó hasta que no quedó nada más que un montón de cenizas. Pero hubo algo que lo incomodó significativamente: el disquete, mientras se derretía, pareció sisear, como si fuera algún tipo de animal.

Recomendado para ti  La verdadera historia de Coraline

Debo admitir que no estuve muy seguro de cómo reaccionar a todo esto. Al principio pensé que quizás esto fue una broma de parte de la pareja, un intento para hacerme enfadar. Sin embargo, logré confirmar la muerte de Mary E. leyendo algunos obituarios de periódicos cibernéticos de Chicago, aunque claro, nunca se mencionó que la muerte fue causado por suicidio en dichos obituarios. Decidí que, por lo menos por un tiempo, detendría mi investigación del tema, no solo por lo de Mary E., sino porque iba a comenzar mis exámenes finales de la universidad.

El mundo tiene muchas formas curiosas de ponernos a prueba. Casi un año después de la desastrosa entrevista con Mary E., recibí otro mensaje:

Para: jml@hotmail.com

De: elzahir82@hotmail.com

Asunto: smile.dog

“Hola

Encontré tu e-mail en internet, tu perfil decía que estabas interesado en smile.dog. Yo lo vi y no es tan malo como la gente dice, te envié una copia. Reenvíalo.

:)”

Esa última palabra me dejó paralizado.

El correo electrónico venía con un archivo adjunto, el cual se llamaba, obviamente, smile.jpg. Consideré descargarlo, lo consideré por mucho tiempo. Lo más probable era que la imagen era una falsa. Y aunque fuera la auténtica, nunca estuve totalmente convencido del poder que supuestamente tenía smile.jpg. Lo que ocurrió con Mary E. me dejó algo asustado, lo admito, pero es probable que ella solo estaba mentalmente insana. Además, ¿cómo va a ser posible que una simple imagen cause una maldición? ¿Qué clase de criatura puede entrar a la mente de alguien usando solo el poder del ojo? Pero, si es así de evidentemente absurdo, ¿cómo es entonces que la leyenda exista desde un principio?

Si descargo la imagen, si la miro, si lo que decía Mary resultara cierto, si mis sueños terminarían siendo invadidos por Smile.dog, demandando que yo cumpla su voluntad, ¿qué sería de mí? ¿Acabaría viviendo la vida de Mary, resistiendo la tentación hasta la muerte? ¿Me sometería a la voluntad de Smile.dog y «regarlo», con la esperanza de que me deje en paz? Si termino viendo la foto, ¿cómo la reenvío? ¿A quién le pasaría la maldición?

Si escribo un artículo sobre smile.jpg, como lo que iba a hacer originalmente, podría poner la imagen en él como evidencia. Cualquiera que lea ese artículo, cualquiera que estuviese interesado en el tema, sería afectado. Pero, asumiendo que la imagen es la auténtica, ¿de verdad pondría todas esas vidas en juego, solo para salvarme a mí?

¿Sería capaz de semejante cosa? Pues sí, lo soy.”

NOTA: Después del video puedes encontrar la imagen original de Smile.Dog

VIDEO: Leyenda Completa de Smile.Dog

Smile.dog creepy pasta. – La leyenda de Smile.dog

.¡MIRA LA IMAGEN ORIGINAL DE SMILE DOG BAJO TU PROPIO RIESGO!

5

4

3

2

1

Esta es la imágen, procura no mirarla fijamente por mas de 5 minutos.

​​PJRWtdR3jCuZnIM6KDCkSvl9r5OsIcCFZMgZFIMsxMXUMjX1ols1miApjZZzRPnR1K00SFwyPz0Om9f7grz5hkFiqKtpo5

Esperamos que hayas disfrutado leer de la Leyenda de smile.dog, ¡Muchas gracias por leer! Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook y Canal de Youtube, en los cuales subimos contenido de terror regularmente. Si quieres ver contenido relacionado, da click aquí para entrar a la sección completa de historias de terror. Si te interesan más los temas relacionados a hechizos y conjuros, de igual forma contamos con una sección que seguramente te parecerá interesante.