Hay una gran variedad de leyendas urbanas en Tlalpan, una de ellas relata el por qué no deben llorar los bebés en la noche y es bastante popular entre sus habitantes, quienes la cuentan han sido testigos de las consecuencias fatíricas de no tomar esta advertencia que se ha estado anunciando durante los últimos años.

¿Por qué no deben llorar los bebés en la noche?: Inicio

I50XM5dgZssklNpuIiigqeKNk90rv7O0sP8dBHNEm1ZTaXYFiTU7jDkk2vkWsubxzBXdgUNxTUke7hJfvgMy55aRCR1EOWygz HnuO976W UKorW3WYAUJE4jeZ7KiuUsgDyOWks=s0

En una de las zonas más antiguas de Tlalpan en la CDMX, vivió una señora que en su avanzada edad, vivía en una choza de adobe y ramas. Su nombre era Doña Marta del Ángel y se dedicaba a ser la curandera del lugar, aliviaba a las personas que padecían de espantos, hacía limpias, daba consejos, contaba leyendas, dichos y cuentos. 

Ella fue la que contó la historia sobre por qué no deben llorar los bebés en la noche, decía que había brujas que se los llevaban y desaparecían en las cuevas de fuentes brotantes. Decía “Nunca dejen que lloren de noche, ya que su llanto atrae cosas malas”. Contó una anécdota: decía que en una ocasión, un niño llegó llorando ya que se encontraba empachado y le habían dado unos fuertes cólicos, la madre había llegado dispuesta a que Doña Martha lo sanara. 

Recomendado para ti  Leyendas Urbanas de Bogotá

En el momento en el que la madre estaba cargando a su hijo para llegar al jacal de la señora, esta se percató de que a lo lejos los estaba persiguiendo una bola de lumbre que parecía brincar de una dirección a otra rápidamente. Cuando la madre llegó, la señora cerró su jacal y alumbró su casa, procedió a decirle a la señora que algo los estaba persiguiendo, después de eso tomó unas grandes tijeras, las acomodó en forma de cruz y las puso debajo del catre en el que el niño estaba acostado y sin dejar de llorar. 

¿Por qué no deben llorar los bebés en la noche?: Brujas 

ZUlexfoZLt9SPwG 0hAub fDO8UjHyF Jl3EkIuMJC r9sR9gugg WlSRItTSQb56ZJI N2XMaejN7FYQ MtYA7KrQMLjyJljIEthtlUywkLOtaEIDI0X0way5NwvzQqEfFF7aoR=s0

La bruja encontró la puerta y comenzó a entrar por las rendijas entre la madera, todos pensaron que estaban perdidos ya que no sabían que las brujas pueden pasar por agujeros tan pequeños como una aguja. En un momento Doña Martha vió un recipiente lleno de agua bendita, lo tomó y lo arrojó agresivamente a la puerta y sin dejar de rezar. La señora asegura que logró asustar a la bruja ya que escuchó como si alguien se cayera en las tablas de madera que tenía fuera del jacal. 

La bruja no los molestó desde entonces, y Doña Martha comenzó a ayudar al niño a quedarse dormido, lo ayudó a que dejara de llorar y lo puso cómodo para que descansara, cuando le preguntó a la madre si estaba bien, ella le respondió que sí susurrando, ya que en realidad se encontraba aterrada de la situación. 

La doña cuenta que después de unos minutos de calma decidió dejar ir a la madre y su hijo, les abrió la puerta de su casa para que se marchasen pero de pronto sintió que le agarraban fuertemente el brazo y fue lanzada hacia su patio. Doña Martha se asustó mucho, pues se trataba de la bruja que había regresado por el niño, la madre fue por el completamente aterrorizada y corría mientras lo cargaba, la señora dijo que podía ver como una bola de fuego los perseguía de forma aterradora, tomó la decisión de agarrar el resto de su agua bendita y fue contra la bruja. 

¿Por qué no deben llorar los bebés en la noche?: Final

57KlOpAGpfuh4TtzN777FiIoXkSZTDnENqLca1f65XbvPFWYSB 7rfB2DLgWZAwYVyULmAJ AxtY7IQOfOFW5K7QqNgfHsFccxFKESEaOmQMxoozI3A8L0H3N0fU61IGRrlexvM =s0

Los gritos de la madre se escuchaban entre los platanales, la señora fue corriendo hasta allá pero habían escapado porque la bruja los seguía persiguiendo. Comenzó a explorar para ver alguna señal de ellos y para su suerte se la encontró escondida, acostada en la tierra y boca abajo, para proteger a su hijo. Se le veía cansada por todo lo que corrió pero Doña Martha le rogaba que mantuviera sus fuerzas, y que no dejará que se llevaran a su bebé, ella comenzó a rezar y a aventar agua bendita por todos lados. Al cabo de unos segundos consiguió salpicar a la bruja y logró que se fuera de ahí. 

Recomendado para ti  10 asesinatos poco conocidos

Regresaron a la choza de Doña Martha y dejó que se quedaran un par de días para que no hubiera más presencia de la bruja. Así lo fue, y gracias a la valentía de la señora Martha de Ángel pudo salvar a un niño en peligro de las brujas. Desde ahí ella ha advertido a los habitantes de su colonia sobre las consecuencias del por qué no deben llorar los bebés en la noche?

zTKLZtiKZvOAIDcYz3jZFAgzNYBI9XFHgibPBspdM6vRHkMwwOegvvXN25Ed2i YxvthIKf87m1nkLwE7ihuY1YLYO hLRzasqBcZstSvF8 VyKcytgWZKKKXsP6QjmB6jHaonuk=s0

Se dice que en ocasiones las brujas asechan aún en las grandes urbes, tratando de provocar que los niños lloren por las noches…¿Te ha ocurrido que de pronto aún que tu bebé descansaba cómodamente, despierta muy espantado llorando?, ¿o de pronto despiertas y ves que está sobre la cama pero ya mas a la altura de los pies?. De ser así es muy posible que las brujas estén buscando tomar a tu pequeño. así que mantente atento/a, no sea la de malas que uno de estos días una bruja te persiga.

¿Tu crees en las brujas?, ¿has tenido alguna experiencia similar?.

Esperamos que te haya gustado la historia del ¿Por qué no deben llorar los bebés en la noche? Sin más que decir, ¡Muchas gracias por leer! Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook y Canal de Youtube, en los cuales subimos contenido de terror regularmente. Si quieres ver contenido relacionado, da click aquí para entrar a la sección completa de historias de terror.

Si te interesan más los temas relacionados a hechizos y conjuros, de igual forma contamos con una sección que seguramente te parecerá interesante.