fbpx

Una bruja se quiso llevar a mi hijo: El inicio

«Soy de la sierra norte de Puebla, y esto comenzó en Huauchinango y terminó en Necaxa, son dos localidades a 20 minutos de distancia una de la otra.​

En el año 2012 nació mi hijo, pero desde que estuve embarazada me sucedían cosas raras, cuando me quedaba sola por la mañana por lo regular me volvía a dormir, pero ruidos extraños me despertaban; ya sea que la puerta de mi cuarto se abría sola o a veces se movían cosas de forma desesperada en la cocina. En una ocasión hasta llegué a ver mi cama aplastada como si alguien estuviera a lado mío sentado, recuerdo que me invadía el miedo y lo único que se me ocurría era taparme la cara hasta dormir.​

Un día fue el colmo, ya que eran las 8 de la mañana y estaba completamente despierta cuando vi que mi puerta se abrió, un aire frío entró y vi la cama hundiéndose lentamente, era como si alguien se hubiera colocado de rodillas frente a mí, tenía las piernas abiertas y estaba acostada boca arriba, vi la sabana que me tapaba moviendose, cuando de pronto sentí un peso horrible sobre mi vientre, a mis 4 meses de embarazo; no supe como pero me levanté corriendo, tomé mi teléfono y le marqué a mi marido para que regresara porque tenía mucho miedo, a partir de ahí no me volví a quedar sola en la casa de mis suegros.

Cuando nació mi hijo regresé a vivir a la casa de mis abuelos, donde había estado toda mi vida (mi mamá es madre soltera) pero esta vez acompañada de mi marido y mi hijo.

Como les había mencionado, mi hijo nació en el año 2012, el 1 de junio para ser más exactos, todo iba excelente, mi hijo iba creciendo y mi marido y yo decidimos regresar a nuestras carreras para terminarla, ya que me embaracé al justo comenzar la universidad.

Recomendado para ti  La verdadera historia de Peppa Pig

Una noche a principios de octubre me sentía incómoda, como sofocada y hasta cierto punto lo creí normal porque en la cama dormíamos los 3 (mi marido, mi bebé y yo) intenté levantarme de la cama lentamente para no despertarlos, y justo cuando iba a despertar a mi marido, me percaté que mi bebé no estaba en la cama, volteé a ver a mi marido con la esperanza de que él lo tuviera, pero para mí sorpresa tampoco lo tenía.

En ese momento me levanté desesperada como una loca, cuando quité las colchas de la cama, gracias a Dios ahí estaba mi bebé con las piernitas colgando hasta el final de la cama. Mi marido no se despertó a pesar que había hecho mucho ruido, pero mi mamá sí porque escuchó mi ataque de histeria. 

vjvNzKXYOB0QbR60yuDxNIxSIkw4e 3pL66 7NUhAvXB0o5DPPdY HglErPiWW LqhH0qvJZNfI16Q5BjCERJ9hyfhb jKBKSDa3ev1zXlaIOSKkzgNi8r e6hK 3qHfzAim9QwJvM2OLdcuju4

¿Por qué una bruja se quiso llevar a mi hijo?

Revisó a mi bebe y me dijo: “esta todo bien, solo duérmete» y así lo hice.

En una ocasión estábamos dormidos mi esposo y yo, me desperté ya que me sentía un poco incomoda, tanto, que desperté a mi marido para pedirle que cambiáramos de lugar, cuando nos levantamos y me dirigí hacia su lugar, yo me quedé en la orilla de la cama. 

Recuerdo que algo atrajo mi atención hacia la ventana y justo en la orilla había como un especie de bulto de sabanas, estaba aún medio dormida así que no le tomé importancia, pero cuando volteo hacia el lugar del bebé nuevamente no estaba. Me levanté de la cama en un segundo, llamándole a mi esposo diciéndole que el bebé había desaparecido. Los dos buscábamos a mi hijo desesperados y en un ataque de pánico comencé a llorar sin control…

Fue cuando mi hijo despertó y comenzó a llorar (por mis gritos), me di cuenta que el bulto que estaba en la ventana era él, fui corriendo y lo cargué, estaba tapado con una sábana hasta la cara. ¿Cómo había llegado hasta ahí?, No lo entendía.

Recomendado para ti  La Casa de las Brujas

Mi mamá escuchó el llanto de mi bebé y nos fue a ver que pasaba, le platiqué todo. Lo revisamos y todo parecía estar bien. Esa noche mi marido nos cuidó despierto hasta el día siguiente.

No encontrábamos la respuesta a lo que había estado sucediendo, incluso pensaban que yo lo había puesto ahí dormida, pero era algo ilógico, jamás hubiera puesto en peligro a mi bebé ni dormida, solo una madre entiende estas cosas.

Después de lo sucedido, pasaron como 10 días y nuevamente de noche me sentí incómoda así que me levanté y busqué a mi hijo cerciorándome que todo estuviera bien. Al ver todo en orden me dirigí hacia el baño y al regresar me acosté para dormir.

Cuando comenzaba a conciliar el sueño escuché como mi marido me llamaba por mi nombre con una voz baja, y yo le contestaba: «¿que paso?»… en ese momento empecé a sentir que me tomaban de la mano muy fuertemente y una voz me decía con una voz cortada: “ayúdame, ayúdame».

Inmediatamente abrí los ojos y lo que vi fue algo que aún recordarlo me causa pánico, pues había una mujer sentada en los pies de la cama; estaba vestida de negro y sus ojos eran completamente blancos, ella nos veía sonriendo diabólicamente.

Al ver a esa mujer, mi reacción fue tomar a mi bebé abrazandolo y mi marido se aventó hacia nosotros intentando cubrirnos con sus brazos, justo en ese momento vimos como la espeluznante mujer caminó hacia la ventana y desapareció. 

Del terror, mi marido y yo corrimos a prender la luz, tomamos una botella de agua bendita que teníamos guardada en un buró y la aventamos por todo el cuarto principalmente por la ventana. Obviamente mi mamá nos escuchó y fue a vernos, le contamos todo lo que había pasado.

Recomendado para ti  La verdadera historia de Rugrats Aventuras en Pañales
ljsJND1w1hI6OF9wWqubn8ulMUggrYFkcXBNWokolX11ZPOGDsYmvN4xpf6eoENDid24CuqefOOwgYUyuHxI29PB7DgqqFAh0iUKsbfRuwjttbFGauSCtk3tfj6WksoQu9L nFVz9y2KSACVSdo

Después de que una bruja se quiso llevar a mi hijo

Un par de días después de esto, mi hijo estaba desesperado; lloraba mucho, no quería comer, el médico no encontraba nada malo y ya no sabíamos qué hacer. Recordé todo lo que nos había sucedido en esos días y le dije a mi marido y a todos en la casa que tenía que bautizar a mi bebé, eran como las 5 de la tarde cuando llegamos a la iglesia, y le comenté al padre lo sucedido, él no nos preguntó más, decidió bautizar a mi bebé en ese momento. Al terminar su bautismo, les juro que había cambiado por completo, estaba más tranquilo; comía dándole pecho, dormía, etc. No se que pasó pero lo que estoy segura es que al bautizarlo, se calmó increíblemente.​ Días después, platicando con unos vecinos les platiqué el terror que había pasado durante todo este tiempo, y uno de ellos me comentó que había tenido suerte porque la bruja se pudo haber llevado a mi niño.

Me quedé muy sorprendida, nunca en mi vida me había imaginado que esto existiera… 

¿brujas?, para mí solo existían en cuentos de hadas y demás, pero el día de hoy les puedo decir que mi hijo es un sobreviviente, aunque parezca mentira esto realmente existe, yo soy un testigo y gracias a Dios mi hijo está conmigo.»


Esperamos que hayas disfrutado leer la historia de terror “Una bruja se quiso llevar a mi hijo”, ¡Muchas gracias! Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook y Canal de Youtube, en los cuales subimos contenido de terror regularmente. Si quieres ver contenido relacionado, da click aquí para entrar a la sección completa de historias de terror. Si te interesan más los temas relacionados a hechizos y conjuros, de igual forma contamos con una sección que seguramente te parecerá interesante.

Share via
error: Maldición Gitana, si copias los textos te saldrá un barro en la nariz!!