fbpx

¿Conoces la historia de la mujer en el sótano? Si siempre has sentido un temor por estas secciones del hogar o simplemente a la oscuridad, entonces necesitas saber qué acontece en este relato. Comencemos: 

Antes de ver a la mujer del sótano 

jm1FTLxT nItpx2CoysaFFvvRBsbRlBnfZNFi34YPxpxncDy79RJaHs7vxrb6MW57YGvfAhFkrl5hOa1fIBsvG42O9XE7NnbRHkUg

“Cuando nos mudamos a Zacatecas, mi mamá rentó una casa muy grande de dos pisos, el piso de abajo era un sótano enorme que abarcaba toda la primera planta, era muy oscuro y en el día entraba solo un pequeño rayo de luz que se colaba del portón, y a un rincón estaba la puerta de la entrada. Cuando recién llegamos a vivir en esa casa, mi hermano pequeño, mi hermana mayor y yo comenzamos a sufrir de unos extraños dolores de piernas que a veces hasta nos dejaba sin poder caminar. Sobre todo a mi hermana mayor que debía tener en ese entonces 8 años y yo tenía 6. Los doctores decían que era fiebre reumática, pero mi mamá pensaba que era algo psicológico. En fin, estos episodios eran en ocasiones, no siempre nos dolían las piernas así.

Mi hermana y yo bajábamos con frecuencia al sótano para jugar con nuestras muñecas y en ocasiones también solía bajar a jugar sola. Un día, mi hermana y yo jugábamos ahí cuando de pronto escuchamos unos ruidos muy extraños hacia el fondo, no se veía muy bien pues solo se apreciaban unas cajas apiladas. Al prestar atención sin hacer ruido, vimos que entre esas cajas corrieron una especie de ratas enormes, las cuales nos asustaron y corrimos muy rápido hacia arriba. Cuando le dijimos a mi mamá, abrió el portón para tener una mejor visibilidad y movió todas las cajas sin encontrar absolutamente nada. De ahí en adelante, yo me sentía muy incómoda estando sola en el sótano pues sentía que alguien más estaba en el fondo observándonos.

Recomendado para ti  Salvado por su ángel de la guarda

Después de un tiempo olvidé lo sucedido y bajé nuevamente yo sola al sótano para jugar, pero esa extraña sensación regresó y me dio tantos escalofríos que decidí subir, pero les juro que a mitad de los escalones comencé a escuchar quejidos de dolor, como si alguien fuese a llorar me dió tanto miedo que aceleré el paso sin siquiera voltear. Como mamá trabajaba, una niñera se encargaba de nosotros, la muchacha que nos cuidaba tenía un novio, con el cual una ocasión quedó de verse. Mi niñera me pidió que la acompañara como a una cuadra para verse con él, pero como empezó a llover me dijo que mejor me regresara a la casa y la esperara unos cuantos segundos.

Al llegar a mi casa me senté en los escalones de la entrada, con la puerta abierta, para ver la lluvia caer en la calle y esperar a la muchacha. Unos minutos después, volví a escuchar los quejidos pero esta vez estaba segura que venían del fondo del sótano. Al voltear, me quedé completamente impactada al ver que a unos metros al fondo estaba una mujer suspendida en el aire; su rostro era muy pálido, sus ojos muy abiertos y en tono azul; no me miraba a mí, estaba mirando hacia el frente, llevaba una especie de gorro negro y vestía un saco largo negro, no se le veían sus pies y los dedos de la mano eran muy largos y huesudos. 

bO8KOmvuzZ8J37K8cP

Encontré a la mujer del sótano

Duré unos cuantos segundos en shock viendo a esa horripilante mujer y cuando logré reaccionar quería gritar o moverme pero empecé a sentir los mismos dolores en las piernas que sentía al principio y no podía moverme con facilidad. No se cuanto tiempo duré ahí, pero al comenzar a subir los escalones me sentía aturdida como si me fuera a desmayar, se me hizo una eternidad subir los escalones pues sentía mucha pesadez en los pies y fuertes dolores en las piernas que me limitaban mucho avanzar. Escuchaba los sollozos como si tuviera a esa mujer justo atrás de mi, y yo sentía una fuerte ansiedad, miedo y desesperación, que no tuve el valor para voltear y seguí como pude hasta llegar al segundo piso. Cuando entré me desplomé en el suelo y mis hermanos al verme se rieron pues pensaron que me había caído, yo no podía decir nada, estaba en shock y las palabras no salían de mi boca. Empecé a llorar y fue en ese momento que mis hermanos se acercaron a mí, la mayor me levantó preocupada y unos minutos después llegó la niñera.

Recomendado para ti  La Mansión de Madame Lalaurie

Intentaron tranquilizarme y fue entonces que pude contarles lo sucedido, después que la niñera bajó para investigar pero no había nada. Cuando mi mamá se enteró de todo, ella creía que había sido mi imaginación, pero aún así vio que no era capaz de bajar sola al sótano para salir a la calle, tuvo que poner una cortina para que al entrar a la casa, el sótano no se pudiera apreciar pero eso lo hacía lucir más aterrador. 

Escapé de la mujer del sótano

8wSbDfkejqKY42vYnQ5JFc6rUtZDkovxIqRbr1yk97BHJtwG4pcN VQpDizevCcbntta5TOqZ2fdCxchX58KN1tZrASFYH UaQQnDY3z1dpmC77fYGp9Vmv1ZBQqsolJ99HvUc1a3Ct2 1EdqA

Después de esa vez duré varios días con dolor de piernas y en una ocasión, operaron a mi hermana de las anginas, esa noche mi niñera se quedó a dormir conmigo. Yo empecé a soñar que mi hermana se quejaba de sus piernas, de la angustia que sentí me desperté en la noche, pero recuerdo que escuchaba los quejidos de aquella mujer afuera de mi cuarto. Del terror solo me tapé hasta quedarme completamente dormida. Tiempo después ya no volví a verla ni a escucharla, y un par de meses más tarde nos mudamos a otra casa. Cabe mencionar que cuando nos cambiamos de esa casa, mi mamá  dice que empezamos a mejorar de esos dolores de piernas y que quizás era que la casa donde vivíamos era muy fría. Yo pienso que fueron otras causas más oscuras… pero bueno, no quiero ni pensar en eso ahora.”

Esperamos que hayas disfrutado leer el relato sobre el hombre salvado por su ángel de la guarda, ¡Muchas gracias! Te invitamos a seguirnos en nuestra Página de Facebook y Canal de Youtube, en los cuales subimos contenido de terror regularmente. Si quieres ver contenido relacionado, da click aquí para entrar a la sección completa de historias de terror. Si te interesan más los temas relacionados a hechizos y conjuros, de igual forma contamos con una sección que seguramente te parecerá interesante. 

Share via
error: Maldición Gitana, si copias los textos te saldrá un barro en la nariz!!